Juan Antonio Mon y Velarde 1747 – 1791

Nació en MON, principado de Asturias, España.
Llega como Visitador y GOBERNADOR de la provincia de Antioquia dependiendo del Virreinato de la Nueva Granada, en cumplimiento de la misión que le encomendara el Arzobispo Virrey Don Antonio Caballero y Góngora.

Oidor

Fomentó la minería, el comercio, el desarrollo
de vías de comunicación y la legalización de tierras.

La provincia de Antioquia, al llegar él, era la más atrasada de todo el virreinato, y en la cual cundía la corrupción y la desidia. Gran organizador y depurador de la administración pública, de rentas, y de la rama judicial. Fundo varias escuelas. Dio a colonizar las tierras despobladas promoviendo y regenerando la agricultura.

Definió la estructura monetaria en la provincia de Antioquia, haciendo de la PLATA la unidad circulante y de cambio y no el oro en polvo como se hacía antes.

Muchas de estas decisiones tan visionarias y avanzadas le trajeron problemas con los hacendados de la época, que eran españoles con derechos dados por el Rey de España o el Virreinato, pues les afectaba seriamente sus intereses. Promulgo el AUTO DE BUEN GOBIERNO, que ha sido emulado por muchos gobernantes, aun de épocas modernas.

Inicio la construcción de la bella ‘Casa Consistorial’ en el año 1.787 (hoy sede de la Alcaldía Municipal). Introdujo las primeras semillas de Anís en la provincia, lo cual derivaría en la fuente de ingresos del futuro departamento de Antioquia durante muchos años hasta el presente.

Estimulo mucho la siembra de cacao y algodón, lo mismo que la construcción de graneros públicos para guardar colectivamente los granos y semillas sin que se dañaran, algo inusual para la época. Instaló las primeras industrias textileras.

Creo las primeras cárceles, y son famosos sus códigos de ética y sus recomendaciones a los empleados públicos. Por orden y gestión suya fueron fundadas muchas poblaciones en la provincia.

De dirigir la provincia de Antioquia, paso directamente a la audiencia, presidencia y comandancia general de la ciudad de Quito, en Ecuador.

Murió en Cádiz, España, 15 días después de regresar de America, y no pudo posesionarse como miembro del consejo de Indias al cual lo había llamado el Rey.

Cabildo Municipal de Santa Fe de Antioquia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *